viernes, 30 de agosto de 2013

Barcelona acogerá la Conferencia Internacional de Turismo Responsable.




Del 1 al 4 de octubre se desarrollará en Barcelona la 7ª Conferencia Internacional de Turismo Responsable en Destinos que reunirá a más de 300 profesionales de organizaciones internacionales e intergubernamentales y gobiernos nacionales, así como, representantes de empresas del sector, para debatir los éxitos y retos que deben afrontar los destinos para avanzar hacia un futuro sostenible.
Organizada por TSI-Turisme Sant Ignasi (Universidad Ramon Llull), juntamente con el Observatorio de Turismo Responsable de TSI-Turisme Sant Ignasi y el ICRT Barcelona-Catalunya, la Conferencia tiene por objetivo crear sinergias entre todos los agentes que participan de la actividad turística en un mismo destino con especial atención a minimizar los impactos negativos y maximizar los beneficios para las comunidades locales y su entorno.
Como resultado de la Conferencia se elaborará la Declaración “La visión para el Turismo Responsable de Catalunya 2020: La declaración de Barcelona” en la que el sector público y privado relacionado con el turismo acordarán ciertos criterios, directrices y compromisos a implementar para el futuro desarrollo del turismo en pro de impulsar “mejores lugares para vivir y en consecuencia mejores lugares para visitar”, valorando el residente, el entorno y ciudadano en tránsito.

Antecedentes del evento:
La primera Conferencia Internacional sobre Turismo Responsable en Destinos tuvo lugar en Ciudad del Cabo en 2002, y fue organizado con Western Cape como una actividad paralela a la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, celebrada en Johannesburgo, diez años después de Río.
La Conferencia de Ciudad del Cabo tuvo representación de la OMT, el PNUMA, la UNESCO y una serie de otras organizaciones internacionales, dando como resultado la Declaración de Ciudad del Cabo.
A partir de ese entonces se organizaron otras ediciones de la Conferencia, a saber:

¿Qué es el Turismo Responsable?:
La Declaración de Ciudad del Cabo definió Turismo Responsable como aquél que tiene las siguientes características:

  • Reduce al mínimo los impactos negativos económicos, ambientales y sociales.
  • Genera mayores beneficios económicos para los habitantes locales y mejora el bienestar de las comunidades de acogida, mejora las condiciones de trabajo y el acceso a la industria.
  • Involucra a las personas locales en las decisiones que afectan sus vidas y oportunidades de vida.
  • Hace contribuciones positivas a la conservación del patrimonio natural y cultural, con el mantenimiento de la diversidad del mundo.
  • Proporciona experiencias más agradables para los turistas a través de conexiones más significativas con la población local, y un mejor conocimiento de los problemas locales culturales, sociales y ambientales.
  • Proporciona acceso a las personas con discapacidades física.
  • Es culturalmente sensible, engendra el respeto entre turistas y anfitriones, y construye el orgullo local y la confianza.
El Turismo Responsable se basa en el Código de Ética Mundial para el Turismo y pide a todos los implicados en el turismo asumir la responsabilidad de hacer la actividad más sostenible.

Para más información:


miércoles, 28 de agosto de 2013

Barcos solares: el auge del turismo ecofriendly.

Pese al papel secundario que venían jugando los barcos como medios de transporte de pasajeros durante las últimas décadas, el aumento de la responsabilidad ecológica en estos últimos años y la necesidad de buscar vías más eficientes y sostenibles de transporte han permitido que el barco recobre posiciones y tenga mayor protagonismo, sobre todo en lo que a trayectos cortos o medios se refiere.
El hecho de que el transporte marítimo sea mucho más sostenible y ecofriendly que el aéreo ha llevado a muchas personas a decantarse este verano por los buques, orientados al turismo, como forma para llegar a su destino de vacaciones. Sin ir más lejos y a modo de ejemplo, un avión emite a la atmósfera en una ruta Valencia-Palma un total de 80 kg de CO2, mientras que un fast ferry de la naviera española Baleària –que une la Península con las islas Baleares- expulsa 15,87 kg de dióxido de carbono, según datos extraídos del Índice de Ecoeficiencia de Baleària (IEB), que relaciona las emisiones de gases de efecto invernadero con la ocupación real de pasaje, coche y carga por milla.
En 2012 el IEB se situó como media en toda la flota en 0,34kg CO2/t x milla, siendo en el caso de los ferries de última generación 5 veces inferior al resto de la flota. Las emisiones medias por pasajero fueron de 0,034 kg CO2/milla, mientras que las emisiones medias por metro lineal de carga se situaron en 0,680 kg CO2/milla. En esta línea, la naviera balear continúa con sus esfuerzos de disminuir esas emisiones contaminantes al medio ambiente, favoreciendo un turismo sostenible y respetuoso con el Mediterráneo y nuestras costas. 
Sin ir más lejos, el pasado jueves 15 de agosto comenzó a operar en Denia el primer barco de pasajeros que funciona únicamente con energía solar en aguas saladas, La Panseta. El buque de doce metros de eslora, que une el centro de Denia con la estación marítima Baleària Port, cuenta con 18 placas solares y no emite ningún tipo de emisión de CO2 a la atmósfera. El proyecto que supuso una inversión de 250 mil euros para la naviera remarca una tendencia en alza con el barco como medio de transporte ecológico.

Otros proyectos ecofriendly

Entre los proyectos más destacados, puestos en marcha por Baleària, se encuentra el estudio del cambio de motores de algunos buques de su flota de cara a que estos puedan usar el gas natural licuado como combustible. El uso de esta alternativa reduce en 40% las emisiones de CO2 y elimina también otro tipo de emisiones perjudiciales para la salud. 
Otro de los planes de la naviera es ThroughtLife, un proyecto con el que se estudia la construcción de buques más respetuosos con el medio ambiente, gracias a materiales que minimicen la corrosión de los cascos y su impacto ambiental, así como que sean fácilmente reciclables al final de su vida útil. 

En lo que a eficiencia energética se refiere, actualmente se está analizando la incidencia de varios parámetros en el consumo de combustible, como el trimado de los buques, para determinar cuál es el consumo óptimo para navegar. A su vez se han revestido los cascos con pintura anti-incrustante tipo silicona, que asegurar un mínimo impacto en el medio marino y minimiza la resistencia por fricción del agua. Estas medidas permitirán reducir en un 5% el consumo de combustible y por consiguiente las emisiones contaminantes.

Fuente: Ecoticias.

En Salta se reglamentó el turismo rural comunitario.

La resolución provincial 109 reglamenta el turismo rural comunitario y crea el registro provincial para los emprendimientos turísticos comunitarios. El ministro de Cultura y Turismo, Mariano Ovejero, presentó la nueva normativa y sus alcances en el II Encuentro Provincial de Turismo Rural Comunitario que se desarrolló en San Carlos y Animaná.


Más de 100 emprendedores debatieron aspectos de la actividad, intercambiaron experiencias y visiones entre emprendedores, compartieron metodologías de trabajo, analizaron impactos y generaron acciones favorables al respecto. 
Asistieron la subsecretaria de Desarrollo Turístico del Ministerio de Turismo de la Nación, Valeria  Pelliza, y en representación de la subsecretaria de Agricultura Familiar, Ramiro Ragno. También los intendentes de Animaná, Vicente Condori; de San Carlos, Roberto Vázquez; y el intendente de Tolar Grande, Sergio Villanueva. 
Ovejero destacó “el trabajo que se realiza en diferentes regiones de la provincia apostando al turismo rural comunitario, que es inclusivo, participativo y contribuye al desarrollo de nuestros pueblos”. 
Durante las dos jornadas se visitaron diferentes emprendimientos familiares de Turismo Comunitario, donde además de escuchar su experiencia, se compartió una ofrenda comunitaria a la Pachamama.
También se realizaron diferentes charlas y talleres de los cuales participaron emprendedores comunitarios de distintos puntos de la provincia a fin de trabajar en la modalidad de Registro de los Emprendimientos de Turismo Comunitario de toda la Provincia.
Acompañó durante las jornadas el presidente de la Cámara de Turismo de Salta, Carlos Rodríguez y emprendedores de la Red de Turismo Rural Comunitario, de las comunidades de Poma Norte (Espejo de Sal) de Tolar Grande, de San Antonio de los Cobres, de Hurcuro, de Matancillas, de las Comunidades Unidas de Molinos, comunidades de La Caldera, Quebrada del Toro, entre otras que se llegaron para compartir de este importante acontecimiento.

Turismo Rural Comunitario

Desde 2011 se viene trabajando en la creación y consolidación del producto turismo rural comunitario dentro de la provincia, que nació con el objetivo principal de diversificar la oferta turística actual y dar impulso institucional y continuidad a una modalidad de turismo autogestionado por las comunidades de pueblos originarios y campesinos en ámbitos rurales. 
A nivel nacional existe la Red Argentina de Turismo Rural Comunitario, impulsada por el Ministerio de Turismo de la Nación y cuenta con el aval de la Subsecretaría de Agricultura Familiar. Esta red nacional se articula con los objetivos planteados en el Plan Federal Estratégico de Turismo Sustentable 2020.
Hasta el momento, la Red cuenta con tres emprendimientos en funcionamiento y pertenecientes a Salta: red de turismo campesino de los Valles Calchaquíes, emprendimiento turístico comunitario Turu-Yaco en Quebrada del Toro y comunidad kolla Tolar Grande.
Estos emprendimientos turísticos comunitarios involucran a 27 comunidades de la provincia, viéndose beneficiadas más de 115 familias.

Fuente: Hostnews

domingo, 23 de junio de 2013

Revisiones bibliográficas sobre Cambio Climático, Equidad de Género, Desarrollo y Turismo Sostenible.

Por Silvina Miguenz.-


INTRODUCCIÓN

El turismo y el cambio climático presentan sin duda una relación compleja donde son víctima y victimario uno de otro. La incidencia negativa que la actividad turística genera sobre el clima ha hecho necesaria la aplicación de medidas tendientes a configurar un modelo de desarrollo cimentado en los principios de la sostenibilidad que permitan minimizar la contribución del turismo al cambio climático.
Actualmente contamos con gran diversidad de bibliografía, investigaciones y estudios que demuestran el modo en que el turismo sostenible puede afrontar el reto del cambio climático, sin embargo hay temáticas que no son desarrolladas en profundidad y merecen especial atención en pos de un desarrollo sostenible integral como lo es por ejemplo la relación entre el turismo, el cambio climático y la desigualdad de género. 
Por lo expuesto la presente investigación priorizó la búsqueda de dos referencias bibliográficas que si bien muestran la relación que existe entre el desarrollo sostenible, el cambio climático y el turismo sostenible, al mismo tiempo intentan crear valor profundizando cómo el turismo sostenible puede hacer frente a las dificultades del cambio climático, revalorizando el rol de la mujer.

DESARROLLO

  • Referencia 1: Artículo de Revista Electrónica: Kenneth K. Odero (2010, Marzo 23). Género y turismo en el contexto del cambio climático: instantáneas de Kenya, Revista Pueblos, 1, 40-43. Extraído el 12 de junio, 2013 de http://www.revistapueblos.org/old/spip.php?article1842

El presente artículo muestra una realidad compleja cuando se conjuga el cambio climático, con la desigualdad de género y el turismo. Si bien no menciona textualmente el término “sostenible” aplicado al turismo y al desarrollo, sí lo deja implícito en las nociones de desarrollo humano y turismo responsable a las que hace alusión. Pone énfasis en que “mientras los impactos del cambio climático variarán espacial y temporalmente, las vulnerabilidades, que están socialmente definidas y genéricamente determinadas, sugieren que esos impactos relacionados con el cambio climático (y la adaptación) tenderán a ser complejos y altamente localizados (Odero, K. 2010)”.

Mujer trabaja en una plantación de guisantes en Molo, Kenya.
Extraída de  Efeagro.com, http://www.efeagro.com/multimedia/la-fao-asegura-que-la-seguridad-alimentaria-pasa-por-la-igualdad-de-genero/12-1230403-2961218.html (Consultada el día 23/06/2013)

Resumen:
Kenya es un país que presenta gran cantidad de zonas y hábitats naturales poseedores de una rica diversidad biológica que han motivado el desarrollo del turismo masivo derivando en importantes consecuencias económicas y socioculturales. Sumado a este hecho, hace ya unos años, la comunidad y el entorno medioambiental local son víctimas del cambio climático, el cuál asimismo denota ciertas desigualdades de género en relación al modo en el que impacta en ambos sexos (mujeres y hombres/ niños y niñas). Por lo expuesto, el autor plantea que “las políticas para el cambio climático que tengan la intención de proteger sectores estratégicos con relaciones clave con el turismo (como el agua, los alimentos, las infraestructuras, la salud, etc) deben ser guiadas según una perspectiva de género (Odero, K., 2010)”.
El artículo indica algunas de las consecuencias que el cambio climático puede generar en el país afectando especialmente a las mujeres. A modo de ejemplo posibles incrementos en el nivel del mar en el área costera norte y sur kenyana, ocasionaría efectos devastadores sobre la productividad y la biodiversidad de la zona y los ecosistemas marinos, así como también impactos sobre las fuentes de agua, limitando el desarrollo y sustento de miles de mujeres que se dedican a la agricultura, el comercio o el turismo. 
Por otra parte, en lo que respecta a los ecosistemas costeros y marinos de Kenya, los arrecifes de coral se ven amenazados a razón del cambio climático y diversas actividades humanas (como los cambios en el uso de las tierras costeras, la polución y el turismo). Vale destacar que los arrecifes de coral no sólo presentan importancia por ser patrimonio natural sino también en tanto hábitats de importancia crítica para la pesca y la biodiversidad marina, por lo que su vulnerabilidad podría derivar en el declive en la actividad pesquera local. La repercusión negativa sobre esta actividad económica principal probablemente afectará en mayor medida a las mujeres dado que presentan menores alternativas que los hombres a migrar en búsqueda de mejores oportunidades económicas.
En lo que respecta a las zonas áridas y semiáridas del país, son áreas propensas a padecer problemas de sequía con las consecuencias que ello implica sobre la ganadería que en líneas generales está en manos de mujeres indígenas. Al respecto, “ciertas evidencias parecen sugerir que la devastación sufrida por el ganado debido a la persistente sequía está teniendo un impacto serio en las mujeres y los niños kenyanos (Odero, K., 2010)”.
Vale destacar que si bien Kenya se encuentra potenciando el turismo responsable priorizando el cuidado de los recursos, todas las predicciones indican que los futuros cambios en el clima agudizarán los riesgos y vulnerabilidades, magnificando los actuales patrones de la desigualdad de género existentes en el país. Por lo expuesto, el autor pone énfasis “en ampliar y profundizar la comprensión acerca de las consecuencias de los impactos del cambio climático en la industria del turismo, con una especificidad de género (Odero, K., 2010)” y que “las políticas, planes y procesos deben integrar los derechos de género mientras detectan los problemas que afrontan las mujeres a la hora de enfrentarse a los cambios y la variabilidad del clima en un contexto más amplio de desigualdades sociales, culturales y económicas que superan el espacio del turismo (Odero, K. 2010). 

  • Referencia 2: Artículo de Medio Digital: El Cronista Digital. (2013, Mayo 30). Casita solar de Totogalpa cautiva a visitantes. Extraído el día 15 de junio, 2013 de: http://elcronistadigital.com/?p=18553

El presente artículo informa sobre un caso de proyecto de turismo sostenible implementado por un grupo de mujeres del municipio de Totogalpa, ubicado al norte de Nicaragua, caracterizado por el uso de energía limpia como ejemplo de práctica que contribuye a la mitigación del cambio climático.

Mujer trabajando con horno de energía solar.
Extraído de El Digital, http://elcronistadigital.com/?p=18553
(Consultada el día 30 de Mayo de 2013)
Resumen:
En los últimos años se ha registrado un aumento en la demanda de viajeros interesados en el turismo sostenible, incluso las tendencias y políticas ambientales asociadas a la mitigación del cambio climático y la reducción de gases de efecto invernadero han contribuido a que el sector se vuelva más sensible a cuestiones medioambientales.
El artículo presenta el caso del municipio de Totogalpa, ubicado al norte de Nicaragua, donde un grupo de mujeres organizadas en una cooperativa ha llevado a cabo una iniciativa de turismo sostenible que ha captado la atención de los visitantes. La iniciativa se trata de un restaurante solar que ofrece como distintivo diferentes platos locales, cocinados a partir de la energía solar en cocinas solares que alcanzan los 150 grados, y bebidas refrigeradas a partir de energía fotovoltaica. Lo interesante del emprendimiento, además de lo expuesto, es que son las mismas mujeres las que fabrican las cocinas solares.
Este emprendimiento no sólo ha captado la atención de los visitantes sino también de investigadores ávidos de conocer cómo se pueden aplicar nuevas fuentes de energía para mejorar la calidad de vida de las comunidades.
Iniciativas similares se registran en Costa Rica, donde por ejemplo la Cámara Nacional de Ecoturismo y Turismo Sostenible  (Canaeco), “ofrecerá a las empresas interesadas herramientas, recursos y facilidades financieras para bajar los niveles de emisión de sus actividades, hacia la emisión de carbono neutral (El Cronista Digital, 2013).
Otro ejemplo que menciona el artículo es la iniciativa de la Fundación Programa Andes Tropicales que impulsó el uso de paneles solares para mejorar los servicios turísticos en algunas aldeas del estado de Mérida. Al respecto, una de las aldeas,  Coromoto de Canagua, se encuentra dentro del proyecto turístico “Rutas del Sur”, integrado por diferentes comunidades que se han organizado en emprendimientos turísticos a lo largo de esta zona rural de los andes venezolanos y bajo los principios de turismo sostenible. A modo de ejemplo, “la tecnología solar fotovoltaica se ha podido instalar en posadas como “La Hortensia”, donde desde el año pasado cuentan con un calentador solar que además de reducir el costo energético, ha favorecido la prestación del servicio para los visitantes (El Cronista Digital, 2013)”.
Finalmente el artículo destaca que este tipo de iniciativas no sólo permiten concientizar a los visitantes de un modo de vida más sostenible y reducir las emisiones del turismo, sino que deben ser un ejemplo a seguir por las empresas turísticas en la implantación de las energías limpias.


CONCLUSIÓN

Siendo el tercero de los Objetivos de Desarrollo del Mileno (ODM) “Promover la igualdad entre los sexos y el empoderamiento de la mujer”, es esencial analizar en qué medida el turismo puede contribuir a alcanzarlo. Si bien son conocidas las razones por las cuáles el sector contribuye a la equidad de género, en el contexto del cambio climático la relación se complejiza, limitando el desarrollo sostenible.
Según el Informe sobre del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), “el cambio climático puede ampliar los modelos de desventaja de género” en tanto que las mujeres son más vulnerables a las consecuencias negativas de la problemática dado que por un lado tienen menos acceso que los hombres a los recursos que mejorarían su capacidad de adaptarse al cambio  climático (por ejemplo, a la tierra, al crédito, a los insumos agrícolas, a los organismos encargados de la toma de decisiones, a la tecnología y a los servicios de capacitación) y por el otro, suelen trabajar en el sector informal y en pequeñas empresas, sin capital y sin acceso ni al crédito ni a información, resultándoles ardua una recuperación ante los desastres ecológicos[1].
Por lo expuesto, si pensamos en cómo el turismo sostenible puede contribuir a la equidad de género en el contexto del cambio climático se deben abordar previamente cuáles son las condiciones en las que viven esas mujeres para así determinar cómo poder incluirlas con equidad en un modelo de desarrollo turístico cimentado en los principios de la sostenibilidad.
A modo de ejemplo, en África las mujeres representan entre el 70% y el 80% de los trabajadores del sector agrícola, siendo las primeras afectadas y las que más dificultades presentan para encontrar un empleo[2]. Al respecto, la primera de las referencias compartidas en esta investigación, pone de manifiesto esta problemática en el caso particular de Kenya donde el grado de desigualdad de género al que están expuestas somete a las mujeres a una gran vulnerabilidad frente al cambio climático.
Esta situación, debe estimular a que el sector promueva y fortalezca iniciativas como la citada en la segunda referencia sobre el caso del grupo de mujeres del municipio de Totogalpa en Nicaragua, donde se revaloriza su rol a partir de prácticas turísticas sostenibles que contribuyen a mitigar el cambio climático.
El turismo será sostenible en el contexto del cambio climático, no sólo a través del compromiso de reducir o mitigar su huella de carbono, sino también cuando comprenda el abordaje de cuestiones sociales complejas que derivan asimismo de las consecuencias del cambio climático, como lo es la pobreza y la desigualdad de género.
La ganadora del Premio Nobel de la Paz del año 2004, Wangari Maathai de Kenya planteaba “Es poco probable que haya equidad en lo tocante al clima si no hay equidad en  cuestiones de género (Wangari Maathai)”, frase que debe ser inspiradora para redefinir el rol del turismo en el contexto del cambio climático con especial hincapié en las cuestiones de género, contribuyendo así no sólo al desarrollo sostenible turístico sino también humano.



[1] OIT. “Empleos verdes: ¡Mejoremos el clima para la igualdad de género también!”. Ginebra: Autor.
[2] Ibidem.


BIBLIOGRAFÍA

• Kenneth K. Odero (2010, Marzo 23). Género y turismo en el contexto del cambio climático: instantáneas de Kenya, Revista Pueblos, 1, 40-43. Extraído el 12 de junio, 2013 de http://www.revistapueblos.org/old/spip.php?article1842
• El Cronista Digital. (2013, Mayo 30). Casita solar de Totogalpa cautiva a visitantes. Extraído el día 15 de junio, 2013 de: http://elcronistadigital.com/?p=18553
• Naciones Unidad, http://www.un.org/es/millenniumgoals/ [Consultada el día 15 de junio de 2013].
• OIT. “Empleos verdes: ¡Mejoremos el clima para la igualdad de género también!”. Ginebra: Autor.