viernes, 18 de noviembre de 2011

Haití tiene en el turismo su tabla de salvación.

Haití tiene ante si la “espléndida oportunidad” de aprovechar el proceso de reconstrucción del país para impulsar el turismo como generador de empleo, bienestar y desarrollo para las comunidades locales, según le aconseja la Organización Mundial del Turismo (OMT).
Su “singular riqueza cultural” podría convertirse en su mejor ventaja competitiva. Los recursos naturales, playas y clima de la Isla son similares a los de los destinos mejor posicionados del Caribe, a los que se suma su “singular riqueza cultural” que podría convertirse en su mejor ventaja competitiva.
El país más pobre de América está inmerso en un proceso de reconstrucción para salir de la crisis humanitaria iniciada en 2010 con un devastador terremoto que causó 300.000 muertos y 1,5 millones de damnificados, agravada con una epidemia de cólera que ha dejado más de 6.500 muertos en un año, de acuerdo con las cifras oficiales. Esta difícil situación provoca que Haití presente las cifras más débiles en materia turística entre los países de la región caribeña.
Por ello instituciones y sector privado deben, según la OMT, diseñar una estrategia turística que tenga en cuenta la ordenación del territorio, las infraestructuras, el desarrollo agrícola, las tecnologías y la formación. En su opinión, sería útil que el Gobierno organizara campañas de información y sensibilización para explicar los beneficios del turismo en ámbitos como el empleo y prosperidad a las comunidades locales, con el fin de conseguir que se sumen a los esfuerzos por relanzar el sector.
La agencia de Naciones Unidas también subraya la conveniencia de construir una imagen de marca para Haití y de intensificar la actividad promocional en los principales mercados emisores, en particular los emergentes en América Latina que protagonizan los mayores crecimientos. No en vano, sus previsiones publicadas por HOSTELTUR indican que las economías emergentes superarán a los destinos tradicionales en 2015.
Así, destaca el comportamiento del emisor de Brasil, que ha crecido un 50% en el último año, seguido a gran distancia de Argentina (+9%) y México (+3,2%), por lo que considera que los países del Caribe deberían concentrarse más en estos mercados.
El continente vive un buen momento, con 150 millones de llegadas internacionales en 2010 que representan un aumento del 7 % con respecto al ejercicio anterior. El crecimiento es mayor en el caso de Sudamérica, con un alza del 10%, por delante de América del Norte (+6%), Centroamérica (+4%) y el Caribe (+3%). Los países de esta última región recibieron más de 20 millones de llegadas (el 2% del total mundial) y 24.000 millones de dólares (17.815 millones de euros) en ingresos, el 2,5 % del montante global.
La OMT aprecia una concentración de la demanda en esta zona del planeta, ya que cinco destinos acumulan el 64% de las llegadas. Se trata de República Dominicana, Cuba, Jamaica, Bahamas y Puerto Rico, países que, pese a la crisis, han mantenido su tendencia al crecimiento en 2010 gracias a la diversificación de los mercados de origen, según publica Efe.

Fuente: Hosteltur.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada