jueves, 17 de noviembre de 2011

United Airlines opera primer vuelo comercial en EEUU propulsado con biocombustible avanzado.

United Continental Holdings anunció que su subsidiaria Continental Airlines operó, el pasado 7 de noviembre, el primer vuelo comercial en los Estados Unidos propulsado por biocombustibles avanzados. El vuelo 1403 Houston-Chicago, operado con un Boeing 737-800, se realizó con un total éxito, convirtiendo a United en la primera línea aérea estadounidense en transportar pasajeros utilizando una mezcla de biocombustibles avanzados sustentables y turbosina convencional derivada de petróleo. Solajet, el combustible que propulsó este vuelo de United, cumplió con los requisitos de certificación internacional que también fueron aprobados por la FAA (Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos).
"United está dando un paso significativo hacia adelante para fomentar el uso de combustibles alternos eficientes en costos y ambientalmente responsables", dijo Pete McDonald, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Operaciones (COO) de United. "Los biocombustibles sustentables, producidos a gran escala a un precio económicamente viable, podrán, algún día, desempeñar un papel importante en la propulsión de los vuelos de aerolínea que la gente aborde".


"A tan sólo unos cuatro meses después de la aprobación de los combustibles renovables hidroprocesados para su uso en la aviación comercial, estamos muy entusiasmados de verlos ya en uso comercial en un vuelo nacional en los Estados Unidos", dijo el Vicepresidente y Economista en Jefe de la Air Transport Association of America (ATA), John Heimlich. "Las aerolíneas integrantes de la ATA continúan demostrando liderazgo en el fomento de fuentes nuevas y ambientalmente preferibles de energía para transportar personas y bienes alrededor del mundo".
El vuelo realizado demuestra el compromiso de United con los biocombustibles sustentables para avanzar hacia el mejoramiento de la seguridad energética, la diversidad de fuentes del combustible y la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero.
La empresa Solazyme, trabajando con tecnología de proceso de UOP, una subsidiaria de Honeywell, desarrolló el aceite de algas, que después se sometió a un proceso de refinación para convertirlo en la bioturbosina utilizada para propulsar el vuelo comercial realizado por United. Solazyme produjo la primera turbosina en el mundo 100 por ciento derivada de algas para aplicaciones de aviación comercial y militar. En el proceso se usan algas microbianas que crecen en tanques de fermentación alimentándose de los azúcares de plantas que han acumulado la energía del sol. La tecnología de Solazyme ofrece la ventaja de ser flexible, en términos de los tipos de biomasa a los que se puede aplicar, y se puede adaptar en función de las necesidades de los clientes en diferentes regiones del mundo, lo que le permitirá alcanzar paridad de costo, escala comercial y reducción del impacto ambiental a lo largo de todo el ciclo de vida.
Las características del biocombustible, tanto desde el punto de vista de la operación como de la seguridad operacional, son idénticas a las de la turbosina convencional, pero con menores emisiones. Estos biocombustibles avanzados se pueden agregar directamente, sin modificación alguna de los motores ni de los aviones, en sustitución del combustible derivado del petróleo. Los pilotos vuelan el avión exactamente de la misma manera, y los pasajeros a bordo no sienten ninguna diferencia.
United ha firmado una carta de intención con Solazyme para negociar la compra de 20 millones de galones de combustible por año derivado exclusivamente de aceite de algas, el cual podría empezar a ser entregado tan pronto como el año 2014.
Operar el primer vuelo comercial con biocombustibles avanzados en los Estados Unidos constituye todo un hito para Eco-Skies, programa que representa el compromiso de United por encabezar la aviación comercial como una empresa ambientalmente responsable al emprender hoy acciones que moldeen un futuro ambientalmente sustentable. En 2009, Continental hizo historia al convertirse en la primera aerolínea en América del Norte en llevar a cabo un vuelo de demostración con un avión bimotor utilizando biocombustibles sostenibles derivados a partir de algas y jatrofa. En 2010, United realizó el primer vuelo por parte de una aerolínea comercial estadounidense utilizando combustible sintético elaborado a partir de gas natural. "Desarrollar un suministro de combustible más diverso y más ecológico para el futuro es una de las principales prioridades para United", dijo Jimmy Samartzis, Director de Asuntos Ambientales y Sustentabilidad de United. "Pero nuestras acciones ambientales y compromiso van mucho más allá: estamos reduciendo nuestro impacto sobre el medio ambiente en el aire y en tierra, con nuestros socios comerciales y en todas nuestras comunidades."

Fuente: Canal Plus.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada