sábado, 17 de diciembre de 2011

¿Cómo dar la vuelta al mundo en Navidad y mejorarlo?

Los viajes solidarios se han convertido en una herramienta de cooperación internacional al desarrollo. El 100% de los costes se revierten en la comunidad local.

Imagen extraída de gacetajoven.com
Hace una semana durante la cumbre anual de la red de escuelas de negocio CEMS, Rafal Siepak, el fundador de SENStation, evento Dance anual, dejó caer una nueva idea empresarial: "Un proyecto interesante sería la creación de una agencia de viajes que promocione el turismo en países pobres y dedique parte de sus ingresos al desarrollo de la economía del país y de su población".
Esto es en la actualidad una idea emergente para las empresas pero que ya se ha hecho realidad a través de las ONG. Distintas entidades sin ánimo de lucro aprovechan las vacaciones de Navidad para organizar viajes solidarios en los que se pueden visitar proyectos de cooperación en países en vías de desarrollo.

Una Nochevieja diferente
La Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sáhara (CEAS-Sáhara) ha señalado que "los viajes solidarios permiten aprovechar las fechas navideñas para conocer realidades ajenas a las preocupaciones diarias".
Y es que pasar una Nochevieja junto con las familias saharauis se ha convertido en una opción diferente para muchos españoles en los últimos años. Y no sólo esto. También es diferente durante estas fiestas trasladarse a Cisjordania para conocer la vida y la cultura de los palestinos, desplazarse a Perú con la Asociación Tierra, Agua y Sol para implicarse en los proyectos sociales del país y descubrir un país como Senegal de la mano de una ONG como Taranna Solidarios.

¿Por qué es solidario?
Según las organizaciones sin ánimo de lucro, un viaje solidario es un viaje de turismo responsable, de entre 7 y 10 días de duración, en la que un grupo de entre 6 y 15 personas viajan a algún destino con el objetivo de conocerlo "desde adentro".
Además de conocer los lugares más emblemáticos de cada lugar, se visitan diversos proyectos sociales que trabajan por el desarrollo comunitario y se generan encuentros destinados a profundizar el intercambio cultural.
La razón de su carácter social y las diferencias que guarda con un viaje organizado es que el turismo es una actividad económica que en 2010 generó ingresos mundiales por 693.000 millones de euros.
Si al menos un tercio del turismo planetario se hiciera según los principios del turismo responsable, se podría erradicar la pobreza a nivel mundial. Los viajes solidarios son, en definitiva, una herramienta más de cooperación internacional al desarrollo en el que el 100% de los costes se revierten en la comunidad local.
"Además, te conviertes en un agente de multiplicación social al sensibilizarte sobre la situación de la comunidad que has conocido y difundirla a tu regreso a España", se explica desde Taranna. "Con el turismo solidario se mejora la situación de pobreza de los países que visitamos, respetamos el medio ambiente y gracias a ellos, financiamos proyectos. Es el vínculo por el cual se conocen personas de distintas culturas, idiomas y formas de pensar", declaran desde la Asociación Tierra, Agua y Sol.
Como argumentan en su portal "acompañados de responsables de la asociación con experiencia en el terreno y el apoyo de los guías locales se aprovecha el tiempo a tope, se comparten experiencias y emociones, que nos ayudan a crecer como personas".

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada