jueves, 5 de enero de 2012

Costa Rica lucha por identidad culinaria.


Generar una identidad país a través de la gastronomía es el objetivo de una propuesta lanzada por empresarios del sector de restaurantes.
El plan impulsa la creación de una alta cocina utilizando productos agrícolas locales, según la región y producción de temporada.
La iniciativa fue bautizada como Plan Nacional de la Gastronomía Sostenible y Saludable.

Consiste en un análisis de la historia culinaria de Costa Rica y una proyección de esta, incluyendo los actores profesionales e institucionales en su elaboración.
Entre sus objetivos está fomentar el cultivo y producción de plantas comestibles, alimentos y bebidas diferentes para constituir una marca gastronómica del país que sea un atractivo adicional para el turismo.
La propuesta busca emular el trabajo realizado en Perú a través del uso de los mariscos en su comida.
El plan cuenta con el respaldo de la Cámara Costarricense de Restaurantes, el Club de la Gastronomía Epicúrea, el INBio y el Instituto Costarricense de Turismo.
“El turismo genera desarrollo sostenible en el país y el bienestar humano. Nos invita a acercarnos a nuestras raíces culturales y qué mejor forma que a través del reforzamiento de nuestra identidad”, resaltó Allan Flores, ministro de Turismo.
El proyecto está constituido para ir más allá de lo que se ha considerado como comida tradicional, sea el gallo pinto o el rice and beans. Por el contrario, es incluir en la cocina nacional plantas, frutas o flores comestibles que han dejado de ser parte de la mesa costarricense.
“Buscamos innovación en nuestros restaurantes, que con el uso de un tubérculo como el tacaco, pueda crearse un plato gourmet”, dijo Alejandro Madrigal, director ejecutivo de la Cámara Costarricense de Restaurantes.
El plan es incluir plantas comestibles en los menús de los restaurantes y hoteles de acuerdo a la estacionalidad de los productos y la región.
También está la opción de crear una nueva clasificación y certificación turística para restaurantes.
“Con la iniciativa buscamos promover una gastronomía sostenible y saludable para Costa Rica y que sea un generador de empleo y desarrollo”, explicó Alfredo Echeverría, chef y director del Grupo HRS.
La iniciativa aún está en proceso de constitución, por lo cual sus promotores están anuentes a recibir el respaldo de más sectores, sean privados o públicos.
En el país hay casi 12 mil establecimientos comerciales dedicados a la venta de comida, además de que dan empleo a 96 mil personas y representan un 3,5% de la producción nacional.

Fuente: Oscar Rodríguez. La República.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada