miércoles, 11 de enero de 2012

¿Por qué el turismo debe ser sostenible? 3º Parte: Impactos Económicos.


Por Silvina Miguenz.-

Bodega Hermanos Appón. Caminos de Altamira, Mendoza.
Fotografía: Silvina Miguenz.
3º Parte: Impactos Económicos.
4º Parte: Impactos Ambientales.
5º Parte: Recomendaciones para un desarrollo turístico sostenible.

El turismo, es una de las actividades económicas más importantes para muchos países, representando en ocasiones un interesante componente del PBI, y una gran fuente de divisas y de generación de empleo. A modo de ejemplo, las cifras mundiales indicadas por la World Travel and Tourism Council (WTTC) a comienzos del 2011[1] estimaban que la contribución total de la actividad al PIB, incluyendo sus efectos económicos más amplios, aumentaría un 4,2% anual, pasando de U$S 5.991,9 millones (9.1% del PIB) en 2011 a U$S 9.226,9 millones (9,6%) para el año 2021. Asimismo, en lo que respecta a la generación de empleo se estimaba que la contribución total de la actividad en materia de empleo, incluidos puestos de trabajo indirectos, aumentaría un 2,3% anual pasando de 258.592.000 puestos de trabajo (8,8% del empleo total) en 2011 a 323.826.000 de puestos de trabajo (9,7%) para el año 2021. Finalmente, en lo que respecta a los ingresos derivados del turismo internacional se esperaba que sean unos U$S 1.162,7 millones (5.8% de las exportaciones totales) en 2011, creciendo un 6,6% anual (en términos nominales) hasta alcanzar los U$S 1.789,2 millones (4.7%) en 2021.
Ahora bien, a priori estos datos demuestran ser alentadores pero en ocasiones el análisis vinculado a la generación de divisas y de empleo por ejemplo, debería ser más profundo para saber cuán beneficiosa está resultando la actividad.
Por ello, no es menor diferenciar cuándo ciertos impactos económicos que genera el turismo son positivos y cuándo se convierten en negativos, perjudicando notablemente a gran parte de la comunidad del destino.
A continuación se presentan una serie de impactos económicos asociados a la actividad turística, a saber:


IMPACTOS ECONÓMICOS
POSITIVOS A PROMOVER
NEGATIVOS A EVITAR
Generación de empleo.
Þ    Empleo poco calificado, estacional y de nivel salarial bajo en relación a las ganancias que genera la actividad.
Generación de divisas.
Þ     Fuga de divisas.
Diversificación de las actividades económicas.
Þ Desplazamiento de actividades económicas tradicionales.
Þ     Dependencia  económica del turismo – Monocultivo.
Generación de ingresos económicos a emprendimientos locales.
Þ Desplazamiento de emprendimientos locales por  productos y servicios "todo incluido".
Inversión de infraestructuras.

Þ Puede priorizarse la inversión en infraestructura, sobre cuestiones de salud y educación.
Activa la economía del destino.
Þ     Aumento de precios.
Þ     Estacionalidad.

Si bien suele considerarse al turismo como una fuente generadora de empleo, en algunos destinos suele ocurrir que la oferta laboral a la que puede acceder la comunidad local vinculada a la actividad es en ocasiones poco calificada, de nivel salarial bajo y de marcada estacionalidad, tratándose por ejemplo de empleos vinculados sólo a la construcción, muchos de ellos en “negro” y de baja remuneración en comparación con los ingresos que genera la actividad en el país. A modo de ejemplo, según el balance del turismo en España en el año 2006 realizado por el Instituto de Estudios  de Turísticos, 6 de cada 10 asalariados ocupados en la industria turística poseían contrato indefinido, por lo que existía un grado importante de contratación precaria (modalidades de contratación de fomento del empleo y contratación eventual) y de duración limitada[2]
Otro impacto económico negativo es la fuga de divisas. El ingreso directo de una región es la cantidad de gastos que quedan a nivel local luego de haber descontando los impuestos, las ganancias y los salarios que son pagados fuera de la zona, y luego de haber adquirido las importaciones, y es a estas erogaciones a las que se las denomina derramas económicas. Por lo expuesto, en algunos destinos en particular la mayor parte de las divisas generadas fluyen al extranjero, es decir a manos de los países inversores.  Ejemplos prácticos de ello son las grandes cadenas internacionales que se ubican en diferentes sitios, y donde un gran porcentaje de los ingresos generados vuelve al país de origen, tal es el caso de Tailandia donde aproximadamente el 70% de todo el dinero gastado por los turistas sale del país (vía operadores de viaje con dueños extranjeros, líneas aéreas, hoteles, bebidas y alimento importadas, etc.), mientras que las estimaciones para otros países del Tercer Mundo se extienden a partir del 80% en el Caribe hasta el 40% en la India [3].
Otro ejemplo clásico de ello es "el turismo en República Dominicana que consolidó en  los últimos 10 años un patrón de negocios altamente concentrado por un  número reducido de operadores de viajes, aerolíneas y canales de distribución, que ejercen un fuerte control sobre las perspectivas de la actividad y con  frecuencia da lugar a prácticas anticompetitivas. La integración vertical de  los negocios turísticos es otro factor que afecta el desarrollo del sector en la  República Dominicana, que como destino es parte de una cadena de valor de las empresas que persigue reducir sus utilidades limitando las “fugas” hacia terceros. Las corporaciones turísticas que tienen sus propias agencias de viajes, líneas aéreas, hoteles captan un porcentaje elevado del gasto erogado por cada turista, que no ingresa al país. Algunos especialistas estiman que ese porcentaje puede alcanzar hasta el 80% del gasto total  realizado por los turistas extranjeros que viajan por cuenta de un operador internacional”[4].
El desplazamiento de las actividades económicas principales es otro de los impactos negativos que puede generar el turismo, derivando por ejemplo en una dependencia económica del destino en relación a la actividad (monocultivo), o bien en la migración de los residentes a otros sitios por no contar con los recursos disponibles para ejercer sus actividades primarias. La dependencia económica de la actividad turística representa un gran problema en tanto que en determinados destinos la actividad es estacional, lo cual podría derivar en el empobrecimiento de la población en los meses fuera de temporada. En el caso de las Maldivas (destino gravemente amenazado por el Cambio Climático), según cifras del PNUMA, el 83% de la población tiene un empelo vinculado directa o indirectamente al turismo lo cual indica que en caso de que esa actividad deje de desarrollarse tendrán que encontrar otros mecanismos o actividades para poder sustentarse.
El turismo masivo se caracteriza por ofrecer productos “todo incluido” que atentan contra la sostenibilidad de los emprendimientos locales en tanto que los visitantes consumen escasos bienes y servicios por fuera del paquete que compran. “En la mayoría de los viajes “todo incluido”, cerca del 80% de los gastos de los viajeros van a las líneas aéreas, hoteles y a otras compañías internacionales (quiénes tienen a menudo sus agencias en los países de origen de los viajeros), y no a los negocios o a los trabajadores locales. Además, significativas cantidades del ingreso realmente retenidas en el destino turístico pueden irse otra vez en alguna de las derramas”[5].
Por otra parte, una de las formas de turismo que más impactan en los emprendimientos locales es la industria de los cruceros. Los cruceros son grandes ciudades flotantes que ofrecen todos los productos y servicios a bordo y en muchas ocasiones restringen el tiempo de parada en los puertos, por lo que las oportunidades de contacto con los negocios locales por parte de los turistas que se encuentran a bordo se ven limitadas.
Otro impacto significativo es que, en determinados destinos, es común observar que la inversión en infraestructura muchas veces responde a necesidades turísticas, dejando de lado como prioridad cuestiones relativas a la salud y la educación por ejemplo.
Y finalmente, el último de los efectos a citar y uno de los más clásicos es la suba en los precios  a razón de la llegada del turismo, internacional principalmente, lo cual perjudica el bienestar económico de las comunidades locales que en ocasiones no pueden cubrir los costos de productos y servicios básicos. A modo de ejemplo, puede citarse que, según un estudio de la Universidad del Estado de San Francisco sobre Belice encontró que, como consecuencia del desarrollo turístico, los precios para los locales aumentaron un 8% en 1999.

Hasta aquí una presentación de los impactos económicos más significativos del turismo con algunos ejemplos.  En la siguiente parte publicada presentaré los impactos ambientales que genera la actividad.



[1] WTTC, “Travel &Tourism Economic Impact 2011 - World.” Londres, 14 de Febrero, 2011.
[2]  Szmulewicz E., Pablo, “Generación de empleo y desarrollo de recursos humanos en turismo rural. El caso de la Comunidad  Valenciana, España”. Universidad de Valencia, Doctorado en Economía Aplicada, 2008.
[3] Fuente: PNUMA.
[4] Godínez, Víctor y Máttar, Jorge. “La República Dominicana en 2030: hacia una nación cohesionada.” Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL). México , D. F., septiembre de 2009.
[5] Fuente: PNUMA.

4 comentarios:

  1. Excelente! Sería importante que este tipo de temas se expongan como lo estás haciendo Sil, porque si bien estamos convencidos de que nuestra actividad puede ser la clave del desarrollo en muchos destinos, muchos de estos factores de impacto negativo no son tneidos en cuenta, creo que principalmente los vinculados a estacionalidad laboral (Mar del Plata lleva años tratando de corregir el desempleo fuera de temporada) y el vinculado a la disparidad en inversiones públicas, cuando por apostar directamente al turismo con grandes construcciones (más basadas en el marketing del destino, que con sus posibilidades reales de dar uso a lo construido, de este tema hay miles de ejemplos) descuidando inversiones básicas para un normal desarrollo de las comunidades locales. muy interesante, y repito, qué bueno que este tema se toque, nos ayudará en el futuro a tener en cuenta estos aspectos al momento de desarrollar planes estratégicos. Beso grande!

    Guillermo Autino

    ResponderEliminar
  2. Hola Guille! Muchas gracias... Ciertamente lo que comentas son los casos más comunes vistos en la actividad. Es esencial conocer lo que puede generar el turismo ante una ausencia de planificación responsable y sin una mirada hacia la sostenibilidad.
    Un beso grande!
    Sil.

    ResponderEliminar
  3. Muy bueno Sil. Como dice Guille, es importante apuntar la mirada hacia temas como este, de modo tal de generar así el desarrollo de una actividad verdaderamente sostenible.
    Besos, Ceci.-

    ResponderEliminar