lunes, 13 de mayo de 2013

Día Mundial del Comercio Justo

Por Silvina Miguenz.-

El 11 de mayo se celebró el Día Mundial del Comercio Justo con la organización de diferentes eventos en más de 70 países de África, Asia, Europa, América Latina, América del Norte y la Cuenca del Pacífico.
El Día Mundial del Comercio Justo se celebra el segundo sábado del mes de Mayo y es una iniciativa de la Organización Mundial del Comercio Justo[1] (WFTO) cuyo objetivo es difundir la contribución del comercio justo a la lucha contra la pobreza, el cambio climático y la crisis económica que afecta principalmente a las comunidades más vulnerables del mundo.  Asimismo, procura sensibilizar a los consumidores sobre la importancia de incluir el Comercio Justo en sus decisiones de compra, a las empresas para incorporar el Comercio Justo en su oferta de productos y servicios, y a las autoridades locales y gobiernos nacionales para incluir el Comercio Justo en la contratación pública.


¿Qué es el Comercio Justo?
Fue en 1964, durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo (UNCTAD), cuando por primera vez  se puso de manifiesto la noción de las desigualdades que generaba el comercio convencional.
A partir de entonces nace la idea del Comercio Justo, como “una asociación comercial, que se basa en el diálogo, la transparencia y el respeto, que busca una mayor equidad en el comercio internacional. Contribuye a un desarrollo sostenible ofreciendo mejores condiciones comerciales y asegurando los derechos de los productores y trabajadores marginados, especialmente en el Sur. Las organizaciones de Comercio Justo, con el apoyo de los consumidores, se dedican de manera activa a prestar apoyo a los productores, sensibilizar y desarrollar campañas para conseguir cambios en las reglas y prácticas del comercio internacional convencional (FINE[2], 2001)”.
El Comercio Justo humaniza el comercio dado que fortalece el vínculo entre productor y consumidor, brindando una fuente alternativa y digna de ingreso a los campesinos y pequeños productores, al mismo tiempo que productos de calidad a los consumidores.
La Asociación Internacional de Comercio Justo (IFAT) comparte los 10 ESTÁNDARES DEL COMERCIO JUSTO que deben regir en las organizaciones involucradas:}

1. Creación de oportunidades para productores en desventaja económica: el comercio justo surge como una vía alternativa al comercio convencional que favorece a las comunidades más vulnerables, permitiéndoles insertarse en el mercado laboral de manera digna y justa.
2.  Transparencia y rendición de cuentas: se promueven relaciones comerciales transparentes y responsables entre los actores intervinientes.
3. Desarrollo de Capacidades: se prioriza la capacitación y empoderamiento del pequeño productor.
4. Promoción del Comercio Justo: las organizaciones de comercio justo fortalecen la concientización sobre el comercio justo brindando a los consumidores información honesta y transparente sobre la organización, sus productos y el proceso de elaboración de los mismos.
5. Pago de un precio justo: el precio justo es “aquel que se ha acordado a través de diálogo y participación. No solamente cubre costos de producción sino que también permite una producción socialmente justa y ambientalmente responsable. Ofrece un pago justo a los productores y toma en consideración el principio de igual paga para igual trabajo tanto de mujeres como de hombres (...)[3]”. Asimismo, el precio debe ser transparente, lo que implica que el precio del producto se da a conocer en todos las etapas de la comercialización y le permiten al consumidor conocer qué impacto genera su compra en la cadena de prestación del servicio.
6. Equidad de Género: se estimula la participación activa y la inclusión de las mujeres en los procesos de elaboración y comercialización de los productos, siendo debidamente reconocidas.
7. Condiciones de Trabajo: se ofrece un entorno seguro y saludable para los productores.
8. Trabajo Infantil: las organizaciones de comercio justo respetan la Convención de las Naciones Unidas para los Derechos del Niño garantizando que en caso de que se manifieste la participación de niños en los procesos de producción, la misma no afecte su bienestar, su seguridad ni sus requerimientos educacionales y recreativos.
9. El medio ambiente: se promueve la implementación de buenas prácticas ambientales, promoviendo la protección de los recursos naturales.
10. Relaciones Comerciales: se mantienen relaciones a largo plazo fundadas en la solidaridad, la confianza y el respeto mutuo.

¿Cómo el turismo puede contribuir al desarrollo del comercio justo?
El turismo planificado y gestionado bajo los principios de sostenibilidad puede sin duda contribuir al desarrollo del comercio justo en tanto que estimula la participación activa de la comunidad local en la prestación de productos y servicios turísticos, promoviendo la equidad de género, la inclusión social y el empoderamiento de base comunitaria.
Asimismo, el turismo desarrollado bajo esta óptica debe sin duda considerar la determinación de un precio justo y transparente definido previamente por los actores involucrados en la prestación de los productos y servicios, así como también contribuir a la puesta en valor del patrimonio natural y cultural local, promoviendo la autenticidad y el intercambio cultural enriquecedor entre turistas y anfitriones.
De todos modos, el desarrollo sostenible del turismo puede potenciar a otras actividades económicas como la producción artesanal y agrícola, actividades más destacadas donde el comercio justo suele promoverse.  Por lo expuesto, instar el consumo responsable de los visitantes en términos de productos y servicios que respondan a cadenas de producción y comercio justas es una responsabilidad clara que el sector turístico debe atender.




[1] Red mundial de Organizaciones de Comercio Justo en 71 países en todo el mundo, con redes regionales en África, Asia, América Latina, Europa y Estados Unidos. Sitio Web: www.wfto.com
[2] Plataforma informal nacida en 1988 que aglutina a los principales referentes de Comercio Justo (WFTO, EFTA, FLO, NEWS) cuyo fin es permitir que estas redes y sus miembros colaboren en importantes áreas de trabajo, tales como promoción, defensa pública y campañas, estándares y monitoreo del Comercio Justo.
[3] EMAÚS, Fundación Social Oficina San Sebastián. “El ABC del Comercio Justo. El Comercio Justo como herramienta de Cooperación al Desarrollo”. España. s/f.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada